Grupo Cimorra, con más de 13 años de experiencia en el sector de la hostería, ha mantenido desde el principio una apuesta por la calidad y la tradición elaborando churros y porras al más puro estilo tradicional mediante ingrediente naturales y materias primas de primera calidad. Asimismo, la empresa aragonesa cuenta con obrador propio artesano desde 2004.

Juan Carlos Cimorra, CEO de la compañía, destaca que solo es posible conseguir productos de excelente calidad usando las mejores materias primas, de ahí de su importancia en el proseo de elaboración de todas las divisiones de Grupo Cimorra. Por otro lado, todas las materias primas son sometidas a intensos y sistemáticos controles de calidad.

 

La calidad del producto empieza con las materias primas

En Grupo Cimorra no existen las prisas, puesto que se dedica el tiempo necesario a cada proceso, y nunca falta el cariño en la elaboración y el savoir-faire seleccionando las mejores materias primas. Amasados lentos, hidrataciones altas, varias fermentaciones y la última tecnología en maquinaria, permiten ofrecer producto de alta calidad y con un toque artesanal que marca la diferencia.

La compañía aragonesa apuesta por el recién horneado y las mejores masas para poder ofrecer al consumidor un saludable capricho. ”Ofrecemos la máxima calidad; por ello seleccionamos muy bien nuestras materias primas, el cuidado en los procesos, los controles de planta, la conservación de los productos y el trasporte de los mismos; hacen que seamos buenos en lo que hacemos”, incide Juan Carlos Cimorra.

Grupo Cimorra es sinónimo de confianza para los consumidores gracias a esfuerzo y compromiso e todo el equipo humano ya que todas las divisiones están sometidas a unos estrictos controles de calidad que garantizan la identificación y la trazabilidad durante todo el proceso de fabricación, desde la recepción de materias primas hasta la entrega final al cliente.

Juan Carlos Cimorra: “hoy por hoy continuamos con nuestra filosofía de trabajo, innovando y proponiendo nuevas elaboraciones, hasta llegar a lo que presentamos hoy a nuestros clientes, pasando por un camino durante el cual se han ido trasformando y adaptándonos a la demanda que día a día se nos presenta“. Asimismo, finaliza recalcando que “nos apoyamos en nuestra sabiduría y experiencia y siempre contamos con la propia opinión de nuestros clientes para realizar lo que mejor sabemos hacer, seguir trabajando para mejorar la calidad en todos nuestros productos y dar el mejor servicio todos los días del año“.

 

 

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el origen del mejor chocolate del mundo? Aunque muchos piensan que podría ser Suiza o Bélgica, nada más lejos de la realidad, ya que los países latinoamericanos ya no se conforman solo con producirlo y enviarlo a Europa, sino que han desarrollado un nuevo producto de éxito: el chocolate orgánico.

Leer más

“Los churros son un alimento saludable y beneficioso”, tal y como aseguró hace varias décadas el catedrático Francisco Grande Covián. Una afirmación que apoya y explica la doctora Pilar Martín Vaquero de la Clínica Diabetológica D-Medical.

Los componentes de los churros son los mismos que los del pan: harina de trigo, agua y sal. Y la única diferencia es que el pan se hornea y los churros se fríen. Pero si usamos unas buenas materias primas, tal y como hacemos en Grupo Cimorra, como el aceite de oliva o el de girasol, el churro no absorbe tanta grasa.

Entre las opciones a las que solemos recurrir para desayunar, por ejemplo, los cruasanes, las galletas maría o los cereales, los churros son los que menos calorías tienen. Si nos fijamos en los azúcares, salvo que espolvoreemos azúcar por encima, sólo tienen 2-3 gramos. Por el contrario, los cereales tienen 39 gramos y las galletas 24gramos.

Además, cabe destacar que los churros no tienen nada de colesterol ni grasas saturadas, contienen muy pocos azúcares refinados, son ricos en fibra y no tienen ningún colorante ni conservante.

Como puedes observar, los churros contienen numerosas razones para que se conviertan en nuestro gran aliado a la hora de desayunar. Hace un tiempo, preparamos un post en el que ofrecíamos alternativas para preparar unos churros caseros saludables en las que, por ejemplo, podíamos sustituir la fritura por el horneado.

¿Y si elaboramos unos churros salados?

Aunque lo más común es comer los churros con chocolate o espolvoreados con azúcar, lo cierto es que pueden combinar a la perfección con productos salados. En este sentido, la innovación y la imaginación no tienen límites.

Basta con echar un vistazo en internet para encontrar numerosas opciones que, con las materias primas idóneas, el conocimiento y la experiencia de nuestros maestros churreros, permite crear unos churros perfectos para aquellas personas que prefieren alimentos salados.

La churrera Sandra Lafuente ha sacado a la venta el churro con queso y crema de pimiento (de piquillo o de padrón) y también los churros con queso, jamón y anchoa. En Madrid, Maestro Churrero pone a disposición de sus clientes los “Churros Deluxe”, y éstos están rellenos de ingredientes salados como el queso brie con sobrasada, ensalada de atún, pulpo a la gallega o jamón con salmorejo.

Una combinación muy aragonesa son los churros rellenos de ternasco con patata y vino tinto. Otra opción es el txanguro con aguacate, el queso de cabra con tomate rosa y albahaca, o el bonito con pimiento del piquillo y queso Philadelphia.

También podemos optar por churros de patata, queso Parmesano y mostaza, o los churros de patata con képchup y, por qué no unos churros con nuestro preciado jamón serrano.

Como podéis observar, un sinfín de combinaciones. Así, nuestra inquietud por innovar, probar cosas nuevas y sorprender a nuestra clientela hace que estemos en constante evolución y, ¿quién sabe?, quizá algún día nuestros churros salados puedan ver la luz.

Tipos de chocolate y características de cada uno de ellos

A la mayoría nos agrada y es un alimento que no suele faltar en ninguna despensa. Hablamos del chocolate, esa combinación homogénea de pasta de cacao o cacao en polvo y azúcar pulverizada que, en función de la mezcla, da lugar a una amplia variedad de chocolates con características diferentes. Por eso hoy queremos analizar qué tipos de chocolates existen y qué caracteriza a cada uno de ellos. Y es que no es lo mismo el chocolate negro que el chocolate con leche o el blanco.

  • Chocolate negro. Contiene, como mínimo, un 43% de cacao. El porcentaje de cacao determina también su amargura, es decir, mayor cantidad de cacao hace que el sabor sea más amargo y, al mismo tiempo, contenga menos porcentaje de azúcares y grasas.
  • Chocolate con leche. Mezcla el chocolate negro que hemos nombrado anteriormente con la leche. Su color es más claro, marrón, y no tan oscuro como el chocolate puro.
  • Chocolate blanco. Para obtenerlo se mezcla manteca de cacao con azúcar y materias sólidas de la leche. En este caso, como su propio nombre indica, el chocolate blanco es de color blanco. El color se debe precisamente a la falta de cacao en su elaboración.
  • Chocolate con frutos secos o cereales. El chocolate combina perfectamente con diferentes ingredientes. Algunas de las variaciones que podemos encontrar es la combinación de chocolate con frutos secos o cereales. El chocolate puede ser puro o con leche, y los trozos de frutos secos o cereales pueden encontrarse enteros o troceados.
  • Chocolate con frutas. Similar a la opción anterior, podemos mezclarlo con frutas enteras o troceadas, desecadas o confitadas. Por ejemplo, el chocolate con trozos de naranja es una combinación muy popular en España.
  • Chocolate fondant. Es una variación muy utilizada en repostería para la fabricación de bombones y tartas. En este caso, su composición contiene un 40% de mantequilla y otro 40% de pasta de cacao.
  • Chocolate en polvo. Cacao soluble que se consume para desayunar o merendar de manera líquida. Suele acompañarse de churros, pan o bizcocho.

El chocolate es un alimento rico en azúcares y grasas por lo que se recomienda consumirlo con moderación. Y en cuanto a su conservación… debes saber que el chocolate es sensible al calor y al frío, por lo que recomendamos guardarlo en lugares secos y frescos pero nunca en la nevera.

Sabor a churro, sabor a tradición en España

Los churros es uno de los principales manjares de nuestro país que, lejos de dañarse con el paso del tiempo, se ver fortalecido con el paso de los años. El churro es sinónimo de tradición es España y podemos encontrar históricas churrerías así como churrerías ambulantes que recorren los rincones más preciados de nuestro territorio.

Cada churrería tiene un ambiente propio así como su propia receta y forma de elaborar los churros. En algunos sitios se hacen alargados, en otros doblados, acanalados, friendo más o menos la masa, con o sin azúcar espolvoreada, etc. Todo es cuestión de gustos del maestro churrero o de la demanda de sus clientes.

Llega la época estival y, con ella, las vacaciones de verano. Entre los meses de junio, julio y agosto se celebran las fiestas patronales de gran parte de los municipios de nuestro país. Las fiestas de los pueblos van de la mano de las ferias y, éstas a su vez, de las churrerías. ¡Qué sería de las casetas, los coches de choque, el tiovivo o el tren de la bruja sin una churrería al lado!

El ambiente de feria y fiesta va siempre acompañado del aroma y el olor de las churrerías. Las luces de colores, el sonido de la música y de las sirenas, las tómbolas y las casetas de tiro llenas de peluches, el olor a churros y fritanga… son un sinónimo de identidad “made in Spain”.

Lo más típico es tomar un buen chocolate con churros para desayunar o como merienda, pero su equilibrado contraste de sabores, la mezcla de dulzura y amargura del chocolate con los aromas salados y aceitosos del crujiente churro hacen que sea la combinación perfecta para cualquier momento del día.

En Churrería Cimorra, división empresarial de Grupo Cimorra, trabajamos siempre para acercar a nuestros clientes unos churros de máxima calidad. Somos inconformistas y nos encanta innovar en nuestras diferentes líneas de negocio del grupo. Damos cobertura a clientes profesionales dentro de ámbito de la hostelería y hotelería: bares, cafeterías, hoteles y residencias. Atendemos y escuchamos las solicitudes de nuestros clientes y, por eso, estamos desarrollando un nuevo producto: los churros congelados.

Las diferentes tandas de fabricación que realizamos a lo largo del día y el reparto inmediato hacen que nuestros churros lleguen a los establecimientos siempre recién hecho. No obstante, con los churros congelados queremos que nuestro producto llegue a establecimientos que están fuera de Zaragoza ciudad. Por eso, en Churrería Cimorra estamos trabajando en la elaboración de churros artesanales congelados, que mantengan la máxima calidad y características de nuestro producto tradicional.

Para la elaboración de los churros congelados hemos mantenido tanto las recetas originales como los procesos productivos artesanales, y los niveles de calidad que hemos alcanzado son realmente sorprendentes. De esta forma, nuestro nuevo producto va a permitir que cualquier establecimiento los pueda incluir en la carta, con un sabor y presencia idéntico al de los normales, siempre crujientes y sabrosos, como si estuvieran recién hechos; perfectos para combinar para desayunar o merendar, idóneos para combinar con un café o chocolate… ¡a gusto del consumidor!.

En Churrería Cimorra contamos con casi veinte años de experiencia y, durante todo este tiempo, siempre hemos trabajado por mejorar y profesionalizar nuestra receta para que nuestros clientes puedan degustar unos churros que se caracterizan, principalmente, por su sabor y textura.

Si quieres saber más sobre nuestros churros congelados o te gustaría probar nuestros churros tradicionales, puedes contactar con nosotros en info@grupocimorra.com o en el 976 080 456 y solicitar una muestra gratuita y sin ningún compromiso.